TAORMINA | WILHELM VON GLOEDEN

58,00 IVA incl.

COLECCIÓN DE LA OBRA FOTOGRÁFICA DEL BARÓN DE GLOEDEN EN TAORMINA EN SIGLO XIX , PRIMERA EDICIÓN

Categoría:

Descripción

“Las fotografías antiguas, del color de las hojas muertas, son momentos de la vida conservados, embalsamados por nuestra mirada nostálgica. El ojo ve lo que quedó capturado en la verdad del momento, pero el corazón siente la poesía de lo que ya no es. Este encanto del pasado resuena y continúa aquí en un extraño equívoco. Estas escenas de 1900 pretenden recrear el antiguo idilio. Y este pasado presentado a través de la fotografía nos devuelve –como el eco debilitado de un eco, o la imagen de un espejo en un espejo deslustrado– a un pasado inaccesible.
En ‘Les amours singulières’, Roger Peyrefitte relata hábilmente la vida del barón Wilhelm von Gloeden. Proveniente de una familia de oficiales y nacido en Mecklemburgo en 1856, parece que se llevaba bastante mal con su familia o más bien con el tercer marido de su madre, el barón Hammerstein. Con una salud frágil, tras finalizar sus estudios abandonó Alemania, visitó Italia y optó por instalarse en Siicila, donde encontró, en Taormina, su paraíso. Allí vivió con su media hermana, su ángel de la guarda, hasta su muerte en 1931.
Su primo, el barón von Pluschow, se unió a él y, como él, se dedicó a la fotografía de desnudos. Primero colaboraron y luego decidieron compartir un dominio tan fructífero. Se entendió que Pluschow “aplastaría a las chicas de Italia y dejaría a los chicos de Sicilia en Gloeden” (R. Peyrefitte).
En Taormina Gloeden había encontrado su paraíso. Paraíso sexual y paraíso de la belleza. Su amor por los niños no tropezó con prejuicios y la armonía de los paisajes satisfizo sus gustos estéticos. Inicialmente pintor, la perfección de la naturaleza lo desanimó y subsistió convirtiéndose en fotógrafo, inundando a sus fans con “modelos para artistas”.

 

0