VIDAS MINADAS 25 AÑOS | GERVASIO SÁNCHEZ

57,00 IVA incl.

UN GRITO CONTRA UNA TERRIBLE INJUSTICIA Y UN DRAMA DIARIO: CÓMO AFECTAN A LOS PROTAGONISTAS LAS HERIDAS FÍSICAS QUE SE MANTIENEN EN LOS CUERPOS TALADOS PARA SIEMPRE  

Categoría:

Descripción

El drama de las minas antipersona sigue vigente en decenas de países, por eso, hoy regresa con Vidas Minadas, 25 años, una exposición en la que a través de cerca de un centenar de fotografías recupera la historia de los protagonistas del proyecto que inició en 1995. El fotógrafo quiere mostrar la evolución de los afectados y los problemas que han tenido que superar. Los personajes pertenecen a nueve países del mundo, entre ellos los más minados como Afganistán, Angola, Irak y Camboya.

Vidas Minadas es un proyecto inacabable igual que son infinitas las secuelas que provocan las minas antipersona. Gervasio Sánchez lleva trabajando con víctimas de esta lacra desde septiembre de 1995. En 1997, 2002 y 2007 presentó diferentes versiones de este proyecto que recorre la mayor parte de su vida profesional.

Los estragos que provocan las minas son para toda la vida. Las víctimas de este proyecto fueron elegidas al azar en países africanos como Angola y Mozambique, asiáticos como Camboya, Afganistán e Irak, latinoamericanos como El Salvador, Nicaragua y Colombia o europeos como Bosnia-Herzegovina. En esta ocasión los personajes pertenecen a nueve países del mundo, entre ellos los más minados como Afganistán, Angola, Irak y Camboya. Se cruzó con ellas en hospitales a punto de ser amputados o malheridos con posibilidades de morir cuando eran menores, en centros ortopédicos donde intentaban volver a andar con piernas de plástico, en fundaciones donde eran maltratadas y abusadas o en familias que sobrevivían con muchas dificultades.

Con las nuevas tecnologías mantiene el contacto permanente con varias de ellas. Se informa en tiempo real de sus problemas más acuciantes, se alegra de sus pequeños triunfos, se entristece con las malas noticias. Varias de estas víctimas forman parte de su familia universal, sabe de ellas más que de muchos de sus familiares más cercanos, quizá porque el dolor que han sufrido trasciende el paso del tiempo y le obliga moralmente a estar más pendiente.

0